Mitch Keller

This post is also available in / Disponible en: : enEnglish (Inglés)esEspañol

Hoy va a ser el primer juego de la temporada de Mitch Keller, y tendrá muchos ojos sobre él. El derecho lidera la lista de los 10 mejores prospectos de los Piratas después de su gran desempeño en AAA en 2018, que anticipó un futuro brillante para el joven jugador.

¿2019? No fue muy bonito si nos fijamos en sus números regulares: en 48 IP, Keller tuvo una efectividad miserable de 7.13, ganando 1 juego y perdiendo 5 en 11 juegos iniciados, cosas realmente olvidables. Pero Keller podría ser un caso típico de los libros de texto en aras de adoptar diferentes métricas para evaluar a los lanzadores.

Para mojarnos los pies, hablemos de algunas estadísticas, a saber, wOBA, BABIP, xFIP, SIERA y (k-bb)/ip.

wOBA: no voy a entrar a discutir la fórmula específica (puede consultar una buena explicación aquí o incluso mejor, aquí), ya que puede parecer abrumador aunque realmente no lo es, pero podemos entender a WOBA como un promedio de bateo con esteroides (creo que ya pasamos el período «demasiado pronto»).

Al principio, existía promedio de bateo (AVG), y fue bueno. Pero luego nos dimos fijamos que el AVG era defectuoso: no tenía en cuenta todas las otras formas en que un bateador podía llegar a la base (base por bolas principalmente, entre otras), así que obtuvimos el porcentaje de embasado (OBP) que mide el promedio en el que un bateador obtiene las bases no solo por la vía de los hits, sino también por la incorporación de los boletos y golpeados por el pitcher. Y eso parecía también bueno.

También obtuvimos el Slugging (SLG) y por el pudimos reconocer que no todos los hits se valoran por igual: no es lo mismo ser un bateador de .350 de AVG como Ichiro que daba principalmente sencillos que un triturador de bolas de .247 de AVG como Khris Davis ( ¡lo hizo 4 temporadas seguidas!), es por eso que hay una diferencia de .100 en SLG entre ellos. Luego, el OPS (OBP plus SLG) nació para tratar de tener una estadística unificada que resume la mayor parte del aspecto ofensivo de los jugadores, y ahora, todo parecía definitivamente bueno.

Pero entonces, Tom Tango, Mitchel Lichtman y Andrew Dolphin nos presentaron a wOBA, y en sus propias palabras:

«¿Realmente necesitamos otra estadística? Sí, la necesitamos. En lugar de tratar de tomar dos estadísticas (OBP, SLG) y combinar y corregir sus fallas con la esperanza de obtener un número, preferimos comenzar desde cero … wOBA es un promedio ponderado de embasado (lo llamamos un promedio en lugar de un porcentaje). Cuando observa los números de wOBA a lo largo del libro, piense en OBP y estará bien. En otras palabras, un promedio regular de wOBA es de alrededor de 0.340 entonces, un gran bateador es de 0.400 o más alto, y un bateador pobre estaría por debajo de 0.300».

También dijeron:

«… si ves a un jugador con un OBP de .360 y un wOBA de .360, entonces sabes que tiene un perfil» normal «de extra bases y boletos. Si ves a un jugador con un OBP de .340 y . 360 de wOBA, entonces sabes que hay mucho poder que su OBP no está capturando. Si ves a un jugador con un .380 de OBP y .360 de wOBA, entonces sabes que no es un bateador de poder «.

Y luego, todos se fueron a descansar. Bueno, al menos hasta que se creó wRC+, pero eso es para otro día.

Los bateadores mataron a Mitch Keller produciendo un wOBA de .392 contra él cuando el promedio de la liga fue de .320, por lo que también hay una métrica avanzada donde Keller se ve mal si nos detenemos allí. Pero no lo haremos, así que veamos estos otros números:

SeasonTeamWLIP(k-bb)/ipK-BB%CSWBABIPwOBAERAxFIPSIERA
2019Pirates (AAA)75103.20.85270.2023.563.87
2019Pirates15481.02080.2160.27460.4750.3927.133.473.78

A primera vista, hay un par de cosas que me llamaron la atención: por una parte, los estimadores de ERA, xFIP y SIERA son mucho más bajos que el ERA de Keller, 3.47 y 3.78 respectivamente; eso es una gran brecha y nos dice que algo anduvo extraño para Keller para haber sido castigados con esa efectividad cuando xFIP y SIERA cuentan otra historia. Tiendo a alinearme con SIERA en lugar de xFIP para los casos en que evaluamos menos de 200 entradas lanzadas, por lo que una ERA de alrededor de 4.00 debería ser más realista.

La otra cosa bastante reveladora que podemos ver en la tabla es ese BABIP ridículo de .475 que los bateadores lograron contra Keller cuando el promedio de la liga era de .298. BABIP es el promedio que los bateadores tienen contra él por bolas en juego, excepto los jonrones; está influenciado por tres factores principales: Defensa, Suerte y Talento. Como puede ver, 2 de esas 3 cosas están completamente fuera del control del lanzador, por lo que podemos afirmar que fue muy desafortunado (globitos que cayeron justo detrás del fildeador, un batazo de línea hacia donde el fildeador estaba inicialmente pero tuvo que moverse para mantener a un corredor cerca de una base, etc.

Además, ¿adivina qué equipo fue el peor calificado por la mayoría de las métricas de defensa durante la temporada 2019? Comienza con Pir y termina con Atas; se estima que alrededor de 5 de sus 93 pérdidas (líderes en la división) podrían atribuirse a su horrible defensa.

Entonces llegamos a la parte del Talento. Keller es un lanzador muy talentoso, la temporada pasada sus dos lanzamientos más efectivos fueron el slider y la curva: con ellos provocó swings de strike 48% y 34% de las veces y los bateadores solo produjeron un wOBA de .217 y .207 contra esos lanzamientos , respectivamente.

¿Que pasó entonces? Bueno, sin endulzarlo, su recta fue aplastada. Los bateadores tuvieron un Slugging de .719 contra ella (a diferencia de .289 y .133 contra el slider y la bola curva) y también tuvieron un absurdo .499 de wOBA cuando se enfrentaron a la bola rápida de Keller.

La velocidad de su recta y la tasa de giro (spin rate) de su bola rápida son casi idénticas a las de Max Scherzer: alrededor de 95 mph y 2475 rpm, más que respetable. Una gran diferencia es que mientras Scherzer la usó el 48% del tiempo, Keller lo hizo casi el 60%, usándola una y otra vez, incluso cuando estaba siendo destruido. Esa es la diferencia entre un novato que intenta encontrar el equilibrio y un veterano bien establecido.

Es por eso que me parece realmente alentador leer que, según algunos informes, Keller pasó la temporada muerta y el inicio retrasado haciendo dos cosas importantes: primero, trabajando con los datos de Rapsodo para evaluar sus deficiencias y, segundo, desarrollando un lanzamiento en cambio que seguramente ayudará a agregar a su arsenal de lanzamientos, ya que complementará a la recta, que mucho necesita. Y como un gran plus, su (k-bb)/ip del año pasado estuvo en el top 15 (N # 11) para lanzadores con al menos 45 IP y 10 juegos iniciados, muy similares a los de Shane Bieber y Blake Snell.

Los factores claves para Keller este año serán: usar menos de una recta mejor ubicada, más uso del slider y la curva, y condimentar con el cambio. De esa forma, su suerte podría cambiar y su talento se impondrá. Si la defensa de Pittsburgh mejora (como parece), se agregará a la combinación de una posible candidatura como Novato del Año para Keller.

Keller todavía está disponible en más del 50% de las Ligas de béisbol de fantasía de Yahoo!


Toda la data usada fue tomada de https://www.fangraphs.com/, https://baseballsavant.mlb.com/ y/o https://www.baseball-reference.com/, a menos que se diga algo distinto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.